Monday, October 17, 2005

Una alturación precisa es una edición feliz

La señorita, o señora más bien llamada Pamela Cantuarias siempre menciona que para obtener resultados en el proceso audiovisual se necesita una alturación precisa. Mucho me lo cuestiono porque suena a capricho académico, aunque si tiene un derrotero que lo acerca a la realidad que uno vive día tras día.

No se tiene más éxito por la cantidad, sino que por la calidad de las acciones. No se es mejor por mucha información on-line, sino por la que se fue capaz de procesar en el proceso off. Cuando logramos coordinar lo que es relevante, útil, empírico y eficaz a nuestros oídos se logra la felicidad. Tengo la certeza que la vida no es como un programa de edición audiovisual ni como una cinta de video, pero tiene los brillos, alegrías y sentimientos que se pueden plasmar en ellos.

El tema es tonto. Un poco nerd y snob si se quiere, pero leer ese letrero que ella, la audiovisualista, pegó por toda la sección de TV en la universidad recalcando: UNA ALTURACIÓN PRECISA ES UNA EDICIÓN FELIZ, me deja en las puertas para asumir mis más profundos errores y mis próximos aciertos: Editar mis pasos, editar mis soluciones y ser abstracto para explicarme; entre raconto y linealidad lograré el resultado más feliz: un visionado perfecto luego de la alturación no feliz.

1 comment:

María Pastora Sandoval said...

Qué buena analogía...

(Y qué gracioso leer ese cartelito en un blog :P).

¡Saludos!