Wednesday, June 06, 2007

Pasó tiempo, pasó la niebla

La noche estaba oscura y quizás fría. No sé. Mi ventana permitía entrar la bruma y el ruido de los buses interprovinciales.
No sé cuánto tiempo miré hacia el infinito. Vi pasar una decena de aviones y unos ocho drogadictos. Poco.
Poco tiempo pasó. En el fondo, fue sólo niebla: sueños trásnsfugos y estúpidos de mis neuronas palpitantes y pro adicciones.

1 comment:

Liliana C. said...

A pesar de todo esos momentos de ebullición neuronal són impagables.